La pandemia de Covid-19 dejará rastro en su próxima declaración de la renta. Las prestaciones que se hayan recibido a consecuencia de los ERTE están sujetas a tributación como rendimientos del trabajo”. Expertos recomiendan que se revise si se aplican retenciones del IRPF en las prestaciones de forma adecuada. En caso contrario, puede solicitarse al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) que aplique una retención mayor. En cuanto a los derechos consolidados de los planes de pensiones que se hayan rescatado a consecuencia de alguna de las contingencias derivadas de la crisis y que se perciban en 2020, también tributarán como rendimientos del trabajo.