EL GOBIERNO INICIARÁ EL JUEVES 16 DE SEPTIEMBRE LA NEGOCIACIÓN PARA LA PRÓRROGA DE LOS ERTE LIGADOS A LA PANDEMIA DEL COVID19

El Gobierno iniciará el jueves la negociación para la prórroga de los ERTE ligados al Covid, que expiran a finales de este mes, con apenas la mitad de los trabajadores en suspensión temporal de actividad que había antes del inicio del verano. Tras la firma de la última prórroga a finales de mayo, el número de personas en ERTE ha pasado de 542.000 a 272.000. Sin embargo, algo más de un tercio, unos 95.600 trabajadores, son de difícil recuperación ya que se encuentran en modalidades que no cuentan con ningún tipo de exoneración a la Seguridad Social.

Desde el punto de vista jurídico, la reforma laboral que quiere llevar a cabo el Gobierno con el objetivo de incrementar el porcentaje de contratos indefinidos introduce inseguridad jurídica, una mayor rigidez en las relaciones laborales, y un verdadero paso atrás para la economía en un momento complejo para el tejido empresarial. Esta pretende, principalmente, hacer una serie de modificaciones a la contratación formativa y en prácticas y en la contratación temporal, con la prohibición de esta modalidad de contratación para atender trabajos vinculados a la actividad normal y permanente de la empresa. Sectores como “turismo y construcción” podrían verse afectados ya que sus ritmos productivos son discontinuos y a menudo inciertos y no podrían asumir que una extensión inesperada de la obra o servicio conllevase el encarecimiento repentino de los costes laborales al tener que asumir despidos objetivos no previstos. Para prevenirlo, es de gran importancia que algunos sectores puedan reconocer la incertidumbre sobre la duración de la extensión de los contratos por obra y servicio, ya que es propia de su actividad