COVID-19

COVID-19

creditos-ico

Línea de avales ICO empresas autónomos COVID-19

 
Se establece que el Gobierno a través del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, avalará la financiación otorgada por las entidades financieras a empresas y autónomos para paliar los efectos en su actividad como consecuencia del COVID-19.
La Finalidad de estos préstamos es facilitar el mantenimiento del empleo y paliar los efectos económicos del COVID-19. Esta línea de avales tiene por objetivo garantizar los nuevos préstamos y otras modalidades de financiación, así como las renovaciones concedidas por entidades financieras a empresas y autónomos para atender las necesidades de financiación derivadas, entre otros, de pagos de salarios, facturas, necesidad de circulante u otras necesidades de liquidez, incluyendo las derivadas de vencimientos de obligaciones financieras o tributarias.
 
En el caso de PYMES y autónomos el aval ascenderá como máximo al 80% de la operación.
 
Plazo máximo de 5 años.
 
Se podrá aplicar a operaciones de prestamos que se hayan formalizado o renovado con posterioridad al 17 de marzo de 2020, y se podrán solicitar hasta el 30 de septiembre.
 

Los avales del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital serán gestionados a través del ICO en los términos previstos en este Acuerdo. Y las empresas y autónomos interesados deberán dirigirse a las entidades con las que el ICO haya suscrito convenio de colaboración.

boleti-n_4_732x400

Novedades Decreto 29 de marzo de 2020

El decreto establece que quedan exceptuados los trabajadores de los sectores calificados como esenciales en el anexo de la norma, así como los que presten servicios en las divisiones o en las líneas de producción cuya actividad se corresponda con los sectores calificados como esenciales en anexo. También quedaran exceptuados los trabajadores de aquellas empresas que hayan solicitado o estén aplicando un expediente de regulación temporal de empleo de suspensión y los de aquellas empresas a las que les sea autorizado un expediente de regulación temporal de empleo de suspensión durante la vigencia del permiso retribuido recuperable. Los trabajadores que se encuentran de baja por incapacidad temporal o cuyo contrato esté suspendido por otras causas legalmente previstas, quedan exceptuados. Y aquellos trabajadores que puedan seguir desempeñando su actividad con normalidad mediante tele trabajo o cualquiera de las modalidades no presenciales de prestación de servicios, también.

PERMISO RETRIBUIDO RECUPERABLE

Las personas trabajadoras que se encuentren dentro del ámbito de aplicación de este decreto-ley disfrutarán de un permiso retribuido recuperable, de carácter obligatorio, entre el 30 de marzo y el 9 de abril de 2020 ambos inclusive. De tal forma los trabajadores conservarán el derecho a la retribución que les hubiera correspondido con carácter ordinario, incluyendo salario base y complementos salariales. La recuperación de las horas de trabajo se podrá hacer efectiva desde el día siguiente a la finalización del estado de alarma hasta el 31 de diciembre de 2020. Esta recuperación deberá negociarse en un periodo de consultas abierto al efecto entre la empresa y la representación legal de las personas trabajadoras, que tendrá una duración máxima de 7 días. Este mecanismo se prevé en el decreto-ley. La recuperación de las horas no podrá suponer el incumplimiento de los periodos mínimos de descanso diario y semanal, el establecimiento de un plazo de pre-aviso inferior al recogido en el artículo 34.2 del Estatuto de los Trabajadores, ni la superación de la jornada máxima anual y deberán ser respetados los derechos de conciliación de la vida personal, laboral y familiar. 

Las empresas que deban aplicar el permiso retribuido recuperable podrán, en caso de ser necesario, establecer el número mínimo de plantilla o los turnos de trabajo estrictamente imprescindibles con el fin de mantener la actividad indispensable. Esta actividad y este mínimo de plantilla o turnos tendrá como referencia la mantenida en un fin de semana ordinario o en festivos. En aquellos casos en los que resulte imposible interrumpir de modo inmediato la actividad, las personas trabajadoras incluidas en el ámbito de la norma podrán prestar servicios el lunes 30 de marzo de 2020 con el único propósito de llevar a cabo las tareas imprescindibles para poder hacer efectivo el permiso retribuido recuperable sin perjudicar de manera irremediable o desproporcionada la reanudación de la actividad empresarial.

Login

Reset Your Password